Granulados y polvos de fácil caída

Son productos secos formados por gránulos y que pueden contener o no cierta proporción de polvo. Por su naturaleza física, son productos que fluyen con facilidad por simple efecto de la gravedad, y que no tienden a compactarse o formar bóvedas durante su manipulación.

Algunos ejemplos:

  • Azúcar
  • Sal
  • Fertilizantes en grano
  • Granulados farmacéuticos
  • Detergentes en polvo
  • Café Soluble
  • Edulcorantes
  • Pimienta negra
  • Té instantáneo
  • Bebidas instantáneas solubles
  • Gel de sílice

Este tipo de productos son dosificados utilizando principalmente sistemas volumétricos.

IMAR ha desarrollado diversas soluciones técnicas basadas en este concepto, y que son aplicadas en función de la granulometría del producto, de la presencia de polvo, la adherencia, y otras características físicas.

Los sistemas más habituales que integramos en nuestras máquinas para el envasado de estos productos son: dosificadores volumétricos de vasos de movimiento oscilante, de sectores circulares rotativos, o de vasos de movimiento rectilíneo.

Start typing and press Enter to search